DISEÑO, IMAGEN, COMUNICACION

Terès&Antolín

Av. Aragón 89, 6º-7º D 44600 Alcañiz (Teruel) T.978 83 10 41 info@teresantolin.com

¿Cómo debemos diferenciarnos de la competencia?

Miércoles, 18 de Febrero de 2015

« Volver a De Interés

Desde que nos levantamos vemos infinitos anuncios, marcas, recomendaciones de productos... lo que hace difícil que podamos recordarlas todas. Los expertos afirman que una persona puede recordar hasta 7 marcas de una misma categoría. Nuestro objetivo pues, es que nos RECUERDEN. Si no nos recuerdan, no existimos para nuestro cliente.

Antes de seleccionar la estrategia adecuada, debemos conocer a nuestros clientes y a la competencia. Plantearnos preguntas tales como ¿Qué busca mi cliente en mi producto? ¿Qué necesidad satisface mi producto o servicio? ¿En qué soy mejor que la competencia? ¿Cómo son mis clientes potenciales?. Todas estas respuestas nos ayudarán a encontrar una estrategia a medida para nuestra diferenciación.

Hay miles de tipos de estrategias de diferenciación, nosotros hemos elegido los tipos de estrategias de diferenciación según Philip Kotler:
1. Producto: nuestra marca se diferencia por los atributos el producto: la forma, resultados, durabilidad, confiabilidad, y una cosa muy importante, el estilo o el diseño.
2. Personal: La empresa puede diferenciarse también si su capacitación es superior a la de la competencia. Poseer de una fuerza de ventas especializada, ofrecer al vendedor una asesor en lugar de un vendedor.
3. Imagen: es uno de los aspectos más importantes a la hora de diferenciarnos, ya que sin una marca fuerte, no somos nadie. Las personas reaccionan positivamente ante los productos que les brindan un estatus. Con lo cual, a la hora de crear una marca, recomendamos seleccionar una empresa especializada que nos cree esa marca y le de un valor, que cuando vayamos a comprar el producto, no solo compremos el producto, sino también la MARCA.
4. Canal: las empresas pueden destacarse por su cobertura en los canales de distribución, porque le facilita a su cliente adquirir el producto.

A simple vista parece fácil seleccionar una estrategia e implementarla, pero requiere de un análisis interno de la empresa para tener una visión clara de los recursos disponibles. Para ello es muy útil un análisis DAFO y el análisis de las cinco fuerzas de Porter, que nos dan una visión de cómo y dónde estamos (hay empresas que pueden realizarte estos análisis).

Alba Puchol Villoro